4.10.06

Primer día: volando voy

Nos hacemos a la idea de que el viaje va a ser una pesadilla. Lo más largo que he viajado ha sido a Bangkok, Thailandia (que también es un buen trago), pero entre la escala en París; las esperas es los aeropuertos; las 12 horas París-Tokyo que no te las quita nadie y (esto lo sabía porque, además de con mi chico, viajo con mi hermano y su novia que estuvieron en Tokyo hace un par de años)el par de horas en bus desde el aeropuerto de Narita al hotel, llegar a Tokyo se va a convertir en un suplicio. Aún así nos lo tomamos con ilusión (¿cómo si no?) y así de sonrientes posamos en las primeras fotos antes de subir al avión.

Peik, yo misma y Jose.


Lluch, Peik y Jose.


Volamos París-Tokyo en las líneas japos JAL. Los asientos son amplios y cada uno lleva su propia pantalla individual para ver pelis o jugar a videojuegos. Hay una opción con la que puedes ver la cámara 'ojo de pájaro', una cámara que va sujeta al tren de aterrizaje y así puedes ver el paisaje a vista de pájaro, claro. También tienes una concisa guía sobre Japón, con algunas frases en japonés (no hablan inglés y los que lo hacen lo chapurrean de aquella manera). El mando lo tienes en el brazo del asiento y lo mismo te sirve de teléfono, de mando a distancia que de joystick para jugar al tetris. Mola!


Comes tantas veces que pierdes la cuenta (no te pierdas sus frutos secos, son la bomba). Lo que más nos gustó fue esta bandeja de JAL, con sus palillos y su salsa de soja para los noodles (la pasta verde).

1 comentario:

Giancarlo dijo...

http://made-in-italy.blogspot.com